Ensayo sobre Pausar, Suspender o Detener – ¿¡Paralells VM!?

La barra de tareas del Paralells es muy simple; estoy en total desacuerdo sobre la capacidad de estos dibujos de explicar exactamente qué significan. Una imagen vale más que mil palabras.

¿Cómo se arranca una Virtual Machine? El botón “rojo” de encender ¿o es que ese es apagar? Y el negro de la noche, ¿es suspender? ¿Y dónde está el botón de “pausa”? ¿Y la bandera verde? En fin. Ni yo se qué significan y por eso los tengo apagados. Hay otros “dos estilos” pero sinceramente, no los entiendo tampoco. Prefiero utilizar el menú:

Es mucho más simple.

A pesar de esto, existe una curiosidad. Teóricamente, suspender una Virtual Machine, es el acto de volcar todo el contenido de su memoria al disco duro, para su posterior restauración. De este modo, cuando se enciende esa VM, todo está como lo dejamos. Es muy bonito el concepto, pero Paralells (y me imagino que VMWare Fussion también) deben leer la memoria desde el disco duro y volcarla a la memoria real. Esta operación tarda. No es ningún misterio; ¿cuánto es mucho y cuánto es poco? La realidad es que tarda más de lo deseado a veces, 30-60 segundos. Pero eso sería lo de menos si se pudiese utilizar el ordenador mientras esto ocurre; pero durante esta operación, el ordenador está “tan ocupado” que realmente se pone lentísimo y hasta no responde a nuestros mandos durante unos cuantos segundos, a veces son más de 30.

Luego se puede pausar la VM. Es decir, -entiendo- decirle al Paralells, no gastes mas CPU en esto y libera la memoria si la necesita otra aplicación, pero quédate listo para volver a la vida en cuanto saque la pausa. Eso entiendo yo. Eso dice la documentación. Ahora bien, en la vida real, la pausa entra y sale rápidamente sólo cuando no se deja pasar mucho tiempo. ¿Y esto por qué? Entiendo que -al igual que suspender- si pongo pausa, y ocupo toda la memoria con otra cosa, entonces cuando quite la pausa, todo el gigabyte de memoria que usaba la VM, debe ser recolocado en memoria. En definitiva, otra vez unos cuantos segundos de espera y ordenador “duro”.

Al final, he descubierto que a pesar de lo que tarda el Visual Studio en cargar mi proyecto (que es enorme), muchas veces es más eficiente simplemente apagar la VM, hacer lo que uno tiene que hacer, y encenderla de nuevo. Al fin y al cabo, el Windows XP arranca notablemente más rápido dentro de una VM que en el Boot Camp o una PC.

Luego está -si les incomoda- el tema del espacio en disco. La Virtual Machine, al ser suspendida, debe indefectiblemente, guardar toda su memoria tal cual está, en algún sitio no volátil -esto es, que no se borre cuando se quede sin electricidad-. El candidato número uno es, como habrán adivinado, el Disco Duro. So much for a fast suspend…

En fin, este es un dato más para mi libro “The Road to Virtualization”, que es un invento ficticio y nunca será escrito como tal.

Deja un comentario

Archivado bajo Mac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s